Publicidad:
La Coctelera

Categoría: Reflexiones

Sin explicación

Cuando te preguntas por qué y no tenes respuesta no hay paz, te sentis caer al vacio, no hay pregunta que duela más que "por qué". Y necesitamos entender eso que nos inquieta, nos perturba, nos genera ansiedad.
No enteder nos enmudece. Habrá que aceptar lo que no tiene explicación, eso que ocurre sin que sepamos por qué. Ese absurdo que amarga nuestra existencia, eso que nos deja en soledad preguntándonos una y otra vez por qué, por qué. Ese sin sentido que vuelve nuestra vida irreal, ese por qué que necesita una respuesta urgente, esos por qué que desesperan. Cuando lo absurdo ya nada importa.
Quizá se trata de aceptar que en la vida hay cosas que no tienen explicación..o sí.

"Un nuevo camino"

Para encontrar un nuevo camino hay que salirse de la huella y dejar el caminito seguro por el que andamos siempre, y animarse a lo nuevo, al peligro de lo nuevo.

Un camino nuevo tiene sobre todo dudas, miedos, preguntas.. Un camino nuevo solo nos dice que nos llevará a un lugar nuevo, mejor o peor, pero eso no lo sabemos.

Un camino nuevo te puede llevar hacia un tesoro o hacia un abismo, nunca se sabe. Atrae el tesoro y da miedo el abismo.  ¿Qué vas a hacer vos? ¿Te animarás?

Uno cree que llega a nuevos caminos pero la realidad es que los caminos nuevos llegan a vos. Si queres que pase algo distinto tenes que hacer algo distinto. Si queres llegar a un lugar nuevo tenes que tomar un camino nuevo.

Avanzar sin saber a dónde llegaremos, eso es lo que asusta y atrae de los nuevos caminos.

Reflexiones...

Una botella de vino medio vacía también está medio llena;

pero una media mentira no será nunca una media verdad.

(Jean Cocteau)


Es mejor estar preparado para una oportunidad y no tenerla nunca,

que tener una oportunidad y no estar preparado.


No es digno de saborear la miel quien se aleja de la colmena por

miedo a las picaduras de las abejas. (Shakespeare)


No llores porque las cosas hayan terminado,

sonríe porque han existido. (L. E. Boudakien)


Eduquen a los niños y no será necesario

castigar a los hombres. (Pitágoras)


La vida sólo se puede comprender mirando hacia atrás,

pero sólo se puede vivir mirando hacia delante. (Kierkegoard)


Somos lo que hacemos; pero somos, principalmente,

lo que hacemos para cambiar lo que somos. (Eduardo Galcano)


A quien no aprende con los padres,

le enseñará el mundo. (A. Da Silva Costa)


Nuestro cerebro es el mejor juguete que se ha creado.

En el se encuentran todos los secretos, incluso el de la felicidad.

(Charles Chaplin)

No hagas de tu vida un borrador, pues

puede que no haya tiempo para pasarlo a limpio.

(A. Rossato)

Nuestros padres...

Lindas palabras para acompañar con buena música:

¿Qué hicieron papá y mamá para envejecer de un momento a otro?

Envejecieron... Nuestros padres envejecieron. Nadie nos había preparado para esto.

Un bello día ellos pierden la compostura, se vuelven más vulnerables y adquieren unas manias bobas.

Están cansados de cuidar de los otros y de sevir de ejemplo: ahora llegó el momento de ellos de ser cuidados y mimados por nosotros.

Tienen muchos kilómetros andados y saben todo, y lo que no saben lo inventan.

No hacen más planes a largo plazo, ahora se dedican a pequeñas aventuras, como comer a escondidas todo lo que el médico les prohibio.

Tienen manchas en la piel. De repente están tristes. Mas no están caducos: caducos están los hijos, que rechazan aceptar el ciclo de la vida.

Es complicado aceptar que nuestros héroes y heroínas ya no están con el control de la situación.

Están frágiles y un poco olvidadizos, tienen este derecho, pero seguimos exigiendo de ellos la energía de una usina. No admitimos sus flaquezas, sus tristezas.

Nos sentimos irritados y algunos llegamos a gritarles si se equivocan con el celular u otro electrónico, y encima no tenemos paciencia para oir por milésima vez la misma historia que cuentan como si terminaran de haberla vivido.

En vez de aceptar con serenidad el hecho de que adoptan un ritmo más lento con el pasar de los años, simplemente nos irritamos por haber traicionado nuestra confianza, la confianza de que serían indestructibles como los superheroes.

Provocamos discusiones inútiles y nos enojamos con nuestra insistencia para que todo siga como siempre fue.

Nuestra intolerancia solo puede ser miedo. Miedo de perderlos, miedo de perdernos, miedo de también dejar de ser lúcidos y joviales.

Con nuestros enojos, solo provocamos más tristeza a aquellos que un día sólo procuraron darnos alegrías.

¿Por qué no conseguimos ser un poco de lo que ellos fueron para nosotros ? Cuántas veces estos héroes y heroínas estuvieron noches enteras junto a nosotros, medicando, cuidando y midiendo fiebres !!!

Y nos enojamos cuando ellos se olvidan de tomar sus remedios, y al pelear con ellos, los dejamos llorando, tal criaturas que fuimos un día.

El tiempo nos enseña a sacar provecho de cada etapa de la vida, pero es difícil aceptar las etapas de los otros...

Mas cuando los otros fueron nuestros pilares, aquellos para los cuales siempre podíamos volver y sabíamos que estarían con sus brazos abiertos, y que ahora están dando señales de que un día iran a partir sin nosotros.

Hagamos por ellos hoy lo mejor, lo máximo que podemos, para que mañana cuando ellos ya no estén más... podamos recordarlos con cariño, de sus sonrisas de alegría y no de las lágrimas de tristeza que ellos hayan derramado por causa nuestra.

Al final, nuestros héroes de ayer...

serán nuestros héroes eternamente...

GRACIAS !!!

autor ??

Prohibido...


Queda prohibido llorar sin aprender;

levantarte un día sin saber que hacer;

tener miedo a tus recuerdos...

Queda prohibido no sonreír a los problemas;

no luchar por lo que quieres;

abandonarlo todo por miedo;

no convertir en realidad tus sueños...

Queda prohibido no demostrar tu amor,

hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor...

Queda prohibido dejar a tus amigos;

no intentar comprender lo que vivieron juntos;

llamarles sólo cuando los necesitas...

Queda prohibido no ser TU ante la gente;

fingir ante las personas, que no te importan;

hacerte el gracioso con tal que te recuerden;

olvidar a toda la gente que te quiere...

Queda prohibido NO hacer las cosas por ti mismo;

no creer en Dios y hacer tu destino;

tener miedo a la vida y a sus compromisos;

no vivir cada día como si fuera un último suspiro...

Queda prohibido echar a alguien de menos

sin alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,

todo porque sus caminos han dejado de abrazarte;

olvidar su pasado y pagarlo con su presente...

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,

pensar que sus vidas valen más que la tuya,

no saber que cada uno tiene su camino y su dicha...

Queda prohibido no crear tu historia;

no tener un momento para la gente que te necesita;

no comprender que lo que la vida te da,

también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad;

no vivir tu vida con una actitud positiva;

no pensar en que podemos ser mejores;

no sentir que sin ti, este mundo no sería igual...

Neruda

Volví...

FRASES...

Despierta que el sueño paraliza...

Actúa que la inercia no produce nada...

Esfuerzate que la jornada es larga...

Espera que todo tiene su momento...

Trabaja que el ocio exagerado mata...

Contrólate que corregirás vencer...

Da mucho, que lo recibirás multiplicado...

Sigue, sigue... Ya llegaras...

No dudes.. Lo lograras...

Espera, espera... Ya llegara...

Daria todo lo que se por la mitad de lo que ignoro...

La sonrisa es el idioma universal de la gente inteligente...

Mejor es hacer el bien que prometerlo...

Los imposibles de hoy, seran los posibles mañana...

Disfruta hoy, es mas tarde de lo que crees...

La única persona que no se equivoca es el que nunca hace nada...

La lágrimas son la sangre del alma...

Aprende a gobernarte a ti mismo antes de gobernar a los demás...

El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su imagen...

La muerte es una vida vivida...

La vida es una muerte que viene...

Uno es lo que es por la suma de lo que ha vivido...

No olvides que te espero, y no esperes que te olvide...

La alegría es la forma más sencilla de gratitud...

El día peor perdido es aquel en que uno no se ríe...

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca existió...

Bailar es soñar con los pies...

El beso más difícil no es el primero, sino el último...

Ninguna persona merece nuestras lágrimas y, quien se las merezca, no nos hara llorar...

El sabio no dice todo lo que piensa, pero piensa todo lo que dice...

No te preocupes, ocúpate


Hay una gran diferencia entre prever una dificultad y preocuparse por ella.

Al hacer planes parece razonable prever ciertos obstáculos complicados en el camino.

En la medida en que puedas anticiparte a ellos para estar esperándolos y si das los pasos necesarios como para minimizar su impacto, harás que tus esfuerzos resulten muchísimo más efectivos.

Sin embargo, preocuparse por los problemas que eventualmente podrían aparecer, genera una dinámica completamente diferente.

La preocupación te predispone a quedar atrapado por obstáculos que podrían no materializarse jamás.

¿Cuáles son las cosas que tus preocupaciones no te están permitiendo conseguir?

Si hay algún aspecto que te preocupa, lleva a cabo las acciones necesarias como para aliviar esa sensación.

Luego líbrate de tus preocupaciones y sigue adelante con tus cosas. Siempre que intentas algo ambicioso tienes la posibilidad de fracasar.

Pero si no lo intentases, el fracaso no sería sólo una posibilidad, sino una certeza.

En lugar de preocuparte por lo que podría suceder ponte en movimiento y utiliza tu energía para lidiar con lo que realmente esta ocurriendo.

Esa es la manera de hacer que… las cosas pasen.

Es cuestión de elegir...


Al inicio de mi clase de las 8:00 a.m. un lunes en la Universidad de Nevada en Las Vegas (UNLV), alegremente le pregunté a mis estudiantes cómo habían pasado su fin de semana.

Un joven me dijo que su fin de semana no había sido muy bueno. Le habían extraído su muela del juicio. El joven procedió a preguntarme por qué siempre parecía tan feliz.

Su pregunta me recordó algo que había leído en algún lado antes: "Cada mañana que nos levantamos, podemos escoger cómo queremos enfrentar la vida ese día". Le dije al joven: "Escojo estarlo".

"Déjeme darle un ejemplo", continué. Los otros sesenta estudiantes en la clase dejaron su tertulia y comenzaron a escuchar nuestra conversación.

"Además de enseñar aquí en la UNLV, también lo hago en la universidad comunitaria en Henderson, a unas diecisiete millas de donde vivo, por la autopista. Un día, hace algunas semanas, conduje esas diecisiete millas hasta Henderson. Salí de la autopista y me dirigí hacia la calle de la universidad.

Sólo tenía que conducir otro cuarto de milla por esa calle para llegar a la Universidad. Pero justo entonces, se me paró el auto. Intenté darle ignición de nuevo, pero el motor no arrancó. Así que puse mis luces tintineantes, tomé mis libros y me encaminé hacia la universidad".

"Tan pronto como llegué, llamé a la Asociación de Automovilistas de los EUA (AAA) y les pedí que me enviase una grúa. La secretaria en la oficina del director me preguntó qué había pasado. Este es mi día de suerte", contesté sonreído.

"Su auto se descompone y ¿hoy es su día de suerte?" Ella estaba sorprendida. "¿Qué quiere decir?"

"Yo vivo a diecisiete millas de aquí", le contesté. "Mi auto pudo haberse descompuesto en cualquier lugar de la autopista. No lo hizo. En vez de eso, se descompuso en el lugar perfecto: a la salida de la autopista, a una distancia que yo pudiera caminar hasta aquí.

Todavía puedo dictar mi clase, y he podido hacer los arreglos para que la grúa me encuentre después de clases. Si mi auto debía dañarse hoy, no pudo haber pasado de mejor manera".

Los ojos de la secretaria se abrieron por completo y luego sonrió. Le sonreí de vuelta y me dirigí hacia el salón. Así terminó mi historia a los estudiantes de mi clase de Economía en UNLV.

Observé los sesenta rostros en el salón. A pesar de lo temprano de la hora, nadie se había dormido. De alguna manera, mi historia los había tocado. O tal vez no fue la historia en absoluto. De hecho, todo había comenzado con el comentario del estudiante de que me veía alegre.

Un sabio dijo una vez: "Quienes somos habla más alto que cualquier cosa que podamos decir". Supongo que así debe ser.

Lee Ryan Miller, copyright 2004, extracto de su libro "Enseñando entre Palmas de Neón"

Es asunto de decidir y saber que escojer. Cuando escojemos mirar el lado bueno de la vida, siempre encontraremos una chispa encendida para sonreir e impactar a otros.